Un libro de firmas diferente para tu boda con pizarras, fotos instantáneas y un photocall.

La idea que hoy os presentamos es una forma diferente para conseguir un precioso libro de firmas. Lo normal es que el libro de firmas esté en un sitio determinado, dónde vuestros amigos y familiares se acercan a dejaros sus mejores deseos por escrito. Otra opcion es que el libro circule por las mesas, y la gente vaya rellenándolo, pasando muchas veces por ese embarazoso momento de “no se me ocurre nada”.

Photocall¿Qué tal conseguir un libro de firmas divertido a la vez que creamos una zona de diversión? La idea es configurar un espacio en el lugar de celebración, donde montaremos un pequeño photocall, esto es, una zona con un fondo bonito en el que nuestros amigos y familiares se harán fotos instantáneas dejándonos sus mensajes en pizarras. Unimos de esta forma algunos de los elementos de moda en el mundo de las bodas, photocall y pizarras, para conseguir un espectacular libro de firmas.

Ahora las dudas, ¿cómo monto un photocall? Pues muy sencillo. Busca algún espacio en el lugar donde vayáis a celebrar el convite con un fondo uniforme. Una pared lisa os servirá perfectamente. Si queréis algo más sofisticado podéis buscar una tela o papel de vuestro gusto, o incluso encargar en alguna imprenta que os impriman el motivo que queráis sobre un soporte de gran tamaño (2,5 metros por 2,5 metros sería lo ideal.

Id a una tienda de disfraces y haceos con gorros, gafas, boas de plumas y todo lo que queráis poner para conseguir unas fotos más divertidas. Conseguid también algunas pizarras de diferentes tamaños dónde los invitados puedan escribir los mensajes que os quieran transmitir.

El siguiente paso es conseguir una cámara que de manera instantánea os permita tener las fotos, para ir pegándolas en el libro de firmas, junto con los comentarios que cada uno quiera poner. Nuestra recomendación aqui es que consigais una cámara instantánea. Fuji tiene un par de modelos actuales, con 2 tamaños de foto diferente, que funcionan muy bien y te permiten tener las fotos en tus manos instantáneamente (bueno, la imagen tarda unos segundos en formarse).

La Fujifilm Instax Mini 25 te permite obtener fotografías de tamaño de una tarjeta de crédito aproximadamente (5,4 x 8,6 cm).

Con la Fujifilm 210 Compact obtendréis fotografías de tamaño un poco mayor (9,9 x 6,2 cm).

Cualquiera de las 2 os proporcionará unas fotos de bastante calidad, eso si, de tamaño un poco reducido, pero que se adapta muy bien a la idea del libro de firmas, en el que además de las fotos debe haber sitio para mensajes, dibujos, poesías, …

Las fotos las podeis ir pegando con un pegamento de barra, cinta de doble cara o esquineros especiales para fotografía,

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *